San Juan-Opinión

¿Por qué reabrir viejas heridas limítrofes entre países hermanos y no construir puentes?

Compartir en tus redes

Los limítrofes marítimos que generan cruces de la nada entre Argentina y Chile.

Por el Lic. Prof. Fernando A. Ocampo Bravo

La discusión, que ha enfrentado a los dos países hermanos y ligados por una frontera natural del macizo conocido como nuestra Cordillera de los Andes por una longitud de 5.308 kilómetros, la frontera separa a Chile de Argentina. En el sur desaparece dicha Cordillera y empieza líneas ya tratadas de antaño.

Desde hace más de un siglo, se reactivó después de que el Gobierno Chileno actualizó en Agosto,  sus fronteras marítimas en las aguas australes, agregando 200 millas que Argentina alega que le pertenecen.

La diplomacia entre Chile y Argentina está tensa por una discusión de vieja data, los límites marítimos entre ambos países.

La decisión del país trasandino implica cuestionar la aprobación en la Comisión de Límites de la Plataforma Continental de la ONU. El gobierno chileno alega que ese principio bioceánico no existe y por ello actualizó su Carta Náutica sumando 200 millas más hacia el este del límite continental.

Cabe recordar que el Tratado de Paz y Amistad de 1984, firmado bajo la mediación del Vaticano y el papa Juan Pablo II, fijó los límites entre Chile y Argentina desde el canal Beagle hasta el paso de Drake en el sur de ambos países.

Dice dicho tratado: “La soberanía de la República Argentina y la soberanía de la República de Chile sobre el mar, suelo y subsuelo se extenderán, respectivamente, al oriente y al occidente de dicho límite”, cuestionado 37 años después por Chile?, por qué y para qué?. Ese acuerdo incluye además un artículo por el cual “las partes se esforzarán por lograr la solución de toda controversia entre ellas mediante negociaciones directas”, algo que el gobierno de Piñera no cumplió ya que su decreto, publicado el fin de semana, se refiere directamente a la presentación de su reclamo soberano en instancias de Naciones Unidas.

Para colmo, ayer, en medio de la tensión diplomática causada por la decisión de Sebastián Piñera, se sumó una inesperada decisión sanitaria del Palacio de la Moneda que causó la suspensión de todas las actividades que la Fragata Libertad tenía previsto hacer en Valparaíso, entendemos que el  pasado martes recaló en Valparaíso la fragata trasandina ARA «Libertad», el buque escuela de la Armada Argentina que se encuentra de paso en Chile y que, próximamente, llegará a puertos peruanos. Sin embargo, llamó la atención que esta vez no habrá un recibimiento oficial a la embarcación trasandina de parte de la marina Chilena, como es tradicional en estos casos, y toda su tripulación se mantendrá en espera a bordo de la embarcación a vela.

La Armada Argentina había diseñado una agenda protocolar que incluía una ofrenda floral al monumento del General Don José de San Martín, un almuerzo con autoridades navales de ambos países y al menos dos visitas culturales de los futuros oficiales navales a distintos puntos de la principal ciudad portuaria de Chile.

La reapertura del conflicto marítimo con Argentina se suma a una larga lista de disputas territoriales que Chile, lamentablemente emprendió y emprendieron en su contra en los últimos años, entre ellos el conflicto con Bolivia por la salida al mar (en el que la Corte de Justicia Internacional falló a favor de Chile), y la controversia por el límite marítimo con Perú (saldado a favor de Lima en La Haya), que pasara ahora si esto escala política y diplomáticamente. ¿Será una válvula de salida por algo o alguien?

El presidente Alberto Fernández, no desea que el conflicto diplomático escale y menos a pocos días de las PASO. En este contexto, decidió evitar los roces con Chile y unir fuerzas políticas con la oposición. El presidente no descarta una reunión con Piñera durante la cumbre de la CELAC en Ciudad de México, para acercar posiciones antes de explorar la posibilidad de una presentación en la Corte de la Haya que forma parte de las Naciones Unidas. Las grandes guerras a nivel mundial, se han perdido por la falta de la comunicación.

Por último acá en San Juan, se deben juntar prontamente el  EBITAN este mes de Septiembre en curso, en La Serena, quedó fijada la reunión de la Entidad Binacional del Túnel Agua Negra, postergada en junio, luego de casi dos años de no haberse reunido sus miembros.

Lo cierto es que estos desacuerdos vienen a escribir un capítulo más en la historia de los últimos dos años en torno al proyecto del Túnel Agua Negra y la concreción del Corredor Bioceánico Central, en donde han primado más los desencuentros que los acercamientos.

De hecho, el gobierno de Sebastián Piñera ha sido apuntado en más de una ocasión por su “desinterés” y falta de voluntad en concretar esta megaobra.

Chile en noviembre del presente año, tiene elecciones presidenciales, el mandato presidencial de Piñera  llega hasta Marzo del próximo año, no ha tenido un buen segundo gobierno, mas encima pandemia, problemas políticos, económicos y sociales nunca visto en décadas, no ha tenido Chile estos cuatro años una integración clara entre países y menos entre la región chilena de Coquimbo y la Provincia de San Juan, se hará después de esto, se pondrá más trabas de la que está poniendo el gobierno de Piñera como lo ha hecho estos últimos cuatro años, en vez de fomentar la integración ha puesto trabas a la hermandad entre países hermanos.  En clara hermandad el gobierno de Uñac, puso la casa de San Juan en Chile, Coquimbo,  en funcionamiento el 04 de Enero de 2019, por otro lado, hace más de tres años atrás, Chile no ha hecho un gesto similar de reavivar por ejemplo la extrañada “Casa Chile en San Juan”, por parte del gobierno trasandino y de la Región de Coquimbo, las distintas ultimas Intendentas no tuvieron y tienen una agenda clara de integración entre las economías regionales de ambas Naciones.

Se dañara la relación bilateral entre ambas Naciones; por lo acontecido por los límites marítimos, el problema de la Fragata Escuela Libertad en Valparaíso y la reunión del EBITAN entre San Juan y Coquimbo  en Chile, solo lo sabremos en un futuro cercano, tenemos una frontera en común y eso nunca desaparecerá . Son numerosas las enseñanzas que Chile ha recibido de la nación Argentina y viceversa.  Así sucede con la del General José de San Martín, quien cruzó la cordillera junto con Bernardo O’Higgins y el Ejército Libertador para lograr la independencia de Chile y Perú.

Cómo no destacar el aporte del gran intelectual y político Domingo Faustino Sarmiento a la educación Chilena. Él fue comisionado por el Presidente  Manuel Montt para viajar durante casi tres años por Europa y Norteamérica, y llevar a Chile experiencias exitosas para modernizar la educación. Ceferino Namuncurá cuya madre era chilena, etc… ¡Estos próceres nos indicaron la senda porque no seguirla!

Tenemos múltiples afectos de lazos sanguíneos, negocios, acuerdos, entre otros con Chile, somos una Provincia limítrofe, como no lo vamos a tener, los pueblos deben integrarse porque es el futuro que los une eternamente, la Paz debe ser duradera y las desavenencias dejarla de lado por el futuro esplendoroso que se proyectaría, como buenos vecinos que lo somos y seguiremos siéndolo. ¡Hagamos puentes, no muros artificiales!