San Juan-Arzobispado

Se suspenden las misas y otras celebraciones religiosas en San Juan

En diálogo con las autoridades sanitarias de la Provincia, y sumándonos a todas las medidas de prevención necesarias, establecemos las siguientes medidas:

Se suspenden las misas y otras celebraciones religiosas (bautismos, casamientos, procesiones, etc.) hasta nuevo aviso.

Todos quedan dispensados del precepto dominical.

Se transmitirá la misa diariamente por el Canal 4 (por aire), del Arzobispado de San Juan, de lunes a viernes a las 11 y a las 17 horas. La misma emisión se puede observar por Canal 17 de Supercanal, Canal 32.2 antena digital y por internet http://www.canal4.com.ar

Procuraremos ayudar al alimento de la fe por los diversos medios electrónicos. Pedimos a que en cada familia se realice la lectura de la Palabra de la misa correspondiente y un momento de oración. Podrán rezar el Vía Crucis, el Rosario, letanías, etc.

Los Templos podrán estar abiertos en horarios fijos para poder ser visitados por turnos de cinco fieles por vez. En cada comunidad se establecerán los modos concretos y la periodicidad en la limpieza y desinfección del lugar. Durante ese tiempo podrá estar expuesto el Santísimo Sacramento para la adoración. Quienes esperen para ingresar deberán hacer la fila en la vereda guardando una distancia de dos metros entre cada uno. Se deberán cerrar, por el momento, las Capillas de adoración perpetua.

Las secretarías parroquiales atenderán telefónicamente en los horarios establecidos en la cartelera de cada parroquia. Los fieles podrán hacer, de este modo, consultas y acordar algún horario de diálogo o consulta espiritual con el sacerdote de manera telefónica. También podrán solicitar intenciones de misa, ya que los sacerdotes celebrarán la eucaristía cotidianamente, en privado, por las intenciones solicitadas.

En cada Templo habrá una alcancía para que los fieles puedan dejar su ofrenda económica. En este sentido les solicitamos generosidad, ya que el costo del funcionamiento cotidiano se sostiene por medio de las colectas en las misas y otras ofrendas.

Si por alguna razón hubiese necesidad de celebrar un matrimonio ya acordado en fecha, solamente podrán asistir los novios, los padrinos y un máximo de 10 invitados que guardarán prudente distancia entre sí.

A los mayores de 60 años de edad les rogamos no salir de sus casas.

La atención a los pobres por medio de Caritas se reprogramará de acuerdo a los espacios disponibles y siempre cuidando las medidas de higiene y prevención.

En los lugares en los cuales funcionen comedores, se procurará entregar la vianda para llevar a sus casas.

La catequesis de niños, jóvenes y adultos queda suspendida hasta nuevo aviso.

Quedan suspendidas todas las actividades y celebraciones arquidiocesanas.

Por el momento quedan suspendidas las visitas para llevar la Sagrada Comunión a los enfermos. Los Ministros Extraordinarios de la Comunión quedan dispensados de su servicio en este tiempo, salvo que sea necesario que expongan el Santísimo. De ser estrictamente necesario el sacerdote correspondiente asistirá a los enfermos que lo soliciten.

Por este tiempo el Servicio Sacerdotal Nocturno tomará nota por teléfono de los pedidos de oración por los enfermos y los derivará a la Parroquia correspondiente. No habrá visita a los enfermos en sus domicilios ni lugares de internación, salvo por los capellanes correspondientes.

Establecemos una Jornada de Oración en toda la Arquidiócesis de San Juan de Cuyo para el domingo 22 de marzo para pedir por el fin de la pandemia del COVID-19. Todos los sacerdotes tendrán esta intención en la misa que celebrarán en privado ese día. Se hará llegar a través de las redes sociales un subsidio para que los fieles puedan hacer oración, en sus casas, por esta intención.

Sabemos del dolor que estas medidas implican. Conversando con algunos sacerdotes sabemos del valor y aprecio que muchos fieles en San Juan tienen por sus Iglesias y las celebraciones cotidianas, así como las novenas, procesiones y expresiones populares de la fe.

Estemos atentos a las comunicaciones oficiales y no nos dejemos llevar por trascendidos o miradas parciales.

Todas estas disposiciones rigen hasta el 31 de marzo. Unos días antes evaluaremos su continuidad o cambio.

Les pedimos seamos responsables y solidarios en nuestras conductas. Recemos a la Virgen María y a San Juan Bautista nos ayuden a transitar estos tiempos difíciles. Pidamos por todos los agentes de la salud, por los enfermos y sus familias.

San Juan, 17 de marzo de 2020

 

Monseñor Jorge Eduardo Lozano                                     Monseñor Carlos María Domínguez

Arzobispo                                                                           Obispo Auxiliar

Arquidiócesis de San Juan de Cuyo                                    Arquidiócesis de San Juan de Cuyo