San Juan-Gobierno Provincial

MinGob de San Juan reconoce la labor educativa del docente universitario

El 15 de Mayo es la fecha en la cual rinden homenaje a los docentes que lucharon por reclamos en educación. Esta fecha remite a sucesos que marcaron la historia de este país y fueron el desencadenante de muchos otros similares.

MinGob, a través del Archivo General de la Provincia de San Juan conmemora la significativa fecha y reconoce el gran trabajo que realizan los docentes en busca de la emancipación a través del conocimiento. En este sentido, realiza una breve revisión de los hechos, para dar carácter y sentido a los sucesos de la actualidad.

El papel que desempeña el docente universitario no es un mero transmisor de conocimientos. Hoy, más que nunca, los catedráticos se adaptan a las exigencias de la tecnología y a estos tiempos difíciles. Realizan valiosísimos aportes desde su tarea de educadores, investigadores y reflexivos de su propia práctica,con la intención de cambiar la realidad educativa en sus aulas.

El cuerpo docente es el que establece la conexión con la sociedad toda, fomentando el pensamiento libre. También, desempeñan funciones más allá de sus tareas como educador. Es un maestro nato dispuesto a enseñar más allá de lo que no está escrito en el programa.

Creemos y sostenemos, hoy más que nunca, que es de suma importancia e indispensable reivindicar el rol del docente universitario. En apoyo a la educación pública para el acceso de todos sus ciudadanos en plena libertad tiene más vigencia que nunca.

Los hechos en el país

Transitaba el gobierno de Juan Carlos Onganìa (1966 – 1970) quien accedió mediante un Golpe Militar protagonizado por la denominada Revolución Argentina con el consentimiento de varios sectores de la sociedad.

Las medidas tomadas generaron cierto malestar en la población que luego desembocaron en total intolerancia a los ajustes de una economía de tendencia liberal, inversión extranjera, modernización del aparato productivo y contención inflacionaria. Fundamentalmente, el sector académico sufrió el recorte de sus salarios. Fue establecida la disolución del Congreso Nacional, de los partidos políticos y la remoción de los miembros de la Corte Suprema de Justicia. También, fue suspendida la libertad de prensa, entre otros derechos y libertades.

En 1967, fue creado el Ejército Nacional de Liberación, socialistas de vanguardia y una escisión del Partido Comunista, aparecen las FAR y los Montoneros. Iniciaron sus actividades las guerrillas (FAP). Aparece el movimiento de Sacerdotes del Tercer Mundo y un conjunto de diversos factores propició el clima de malestares.

En este contexto, el pueblo de la provincia de Corrientes decidió marchar en contra de disposiciones en educación y convocó a multitudes. Un 15 de mayo de 1969, la población protestó en el Rectorado de la Universidad Nacional del Noroeste y nace el denominado “Corrientinazo”.

El reclamo central fue la necesidad de una educación pública y gratuita, conjuntamente con el acceso a la democratización del conocimiento y de las artes. El desencadenante fue el cierre del comedor universitario de dicha institución, donde había aumentado considerablemente el precio del menú diario.

Los manifestantes fueron duramente reprimidos por la fuerza policial con el saldo de un estudiante muerto a balazos, según relatan las fuentes. El cuerpo perteneció a Juan José Cabral. Una semana antes, había ocurrido la muerte del estudiante Monzón y la violencia se extendió contra todos los estudiantes.

Estos acontecimientos repercutieron en el trascurrir del mes de mayo en todo el país. La clase estudiantil y la clase obrera se sumó en apoyo y solidarizó con la causa. Diferentes sindicatos y organizaciones gremiales unieron fuerzas a las protestas. El resultado, más disturbios y la violencia en las calles. Debió intervenir el Ejército. Y la indignación de la sociedad, ante estos sucesos, creció considerablemente.

Producto de ello surgió posteriormente, ese mismo mes en apoyo, el “Rosariazo”, el día 16, que sumó otra muerte de un joven. La lucha tomó relevancia también en Tucumán y La Plata. Fue iniciada una huelga general activa en varios sectores del país, fundamentalmente una lucha obrera, que venía desde años atrás sosteniendo malestar por las medidas del gobierno: la violación de contratos colectivos de trabajo, recortes salariales y de sus derechos.

Los incidentes desencadenaro otra ola de heridos y muertos, pero todo estalló tras el conocido “Cordobazo”, un 29 de mayo. Días previos habían eliminado el“sábado inglés”, que les permitía cobrar las horas extras a los trabajadores. Otros sucesos de violencia acompañaron el panorama como fue el asesinato del General Pedro E. Aramburu.

El exceso del autoritarismo y la violencia, trajo con sigo una serie de medidas y el malestar general concluyó con el fin de Onganía en el poder tras una sublevación dentro del mismo Ejercito. De esta manera, el gobierno de facto entregó el mando presidencial el 6 de junio de 1970.

Los hechos en San Juan

Nuestra provincia no hizo la vista a un costado ni tampoco ignoró estos hechos lamentables. Los sanjuaninos también salieron a las calles convocados por estudiantes secundarios y universitarios, docentes y clase trabajadora. Todos manifestaron su pleno apoyo y disconformidad ante el accionar de la represión brutal del gobierno nacional. En aquel entonces, el gobernador era Edgardo Gómez (1967 – 1969)

Los diferentes titulares de los periódicos sanjuaninos, custodiados en el Archivo General de la Provincia, retratan los diferentes acontecimientos agravantes en la sociedad sanjuanina:disturbios, huelgas y represión.

Argentina no fue la misma. Después de todos estos mandatos autoritarios, convocaron a elecciones y ganó el peronismo tras varios años de proscripción.

Repositorio

Fuente: – “Diario de Cuyo”, Mayo de 1969. Año XX, Nº 7955, 7956, 7958, 7961, 7962, 7963, 7964. Departamento Biblioteca y Hemeroteca. Archivo General de la Provincia.