San Juan-Opinión

La tercera posición en un Chile en crisis multisectorial

Política – Internacional – Opinión

La tercera posición en un Chile en crisis multisectorial. Un nuevo intento de unidad en Chile. En búsqueda de una tercera posición posible para la contención de un país en crisis Institucional y Social.

Por el Lic. Prof. Fernando A. Ocampo Bravo*

Lic. Prof. Fernando A. Ocampo Bravo

Hace ya tres semanas, hay una crisis profunda en Chile, en todos sus sectores de la sociedad no teniendo precedentes, asimismo en todo Latinoamérica hay un estallido; económico político y social, que afecta y alienta a sectores en Chile a visualizar algo diferente, que ni la Derecha ni la Izquierda Chilena han podido resolver en estos años de vuelta de la democracia, de raíz en el pueblo trasandino. Hace caso 30 años las FF.AA. no salían a las calles en Chile, para garantizar el orden y seguridad, la Policía de Investigaciones y Carabineros no dieron abasto a tal tarea. La vuelta a la democracia Chilena se efectúo en 1990 a la fecha los gobiernos de coalición de izquierda y derecha nunca encontraron en Chile una herramienta de Justicia Social ecuánime para todas las clases sociales. El darle esta asignación a las Fuerzas Armadas en democracia se ajusta al Estado de Derecho y Constitucionalmente hablando, en materia de Derechos Humanos esto perjudica la sana convivencia ciudadana que ha ocurrido desde la vuelta de la democracia.
En la actualidad el 13,7% hay de pobreza en Chile, en la década de los 90, rondaba en un 40%, ¿Como un país con tanta solvencia económica, en vías de desarrollo, cayó en esta explosión social?

Todo esto se acrecentó unos meses atrás, cuando el gobierno del Presidente Sebastián Piñera decidió subir el precio del pasaje del Metro (Subte) en $ 30 pesos chilenos, llegando a un máximo de $ 830 pesos chilenos (US$1,17 aproximadamente). $ 70 pesos argentinos, esto claramente no es el problema general, es la punta del iceberg.

Chile era un oasis o la llamaban la Suiza de Latinoamérica, la Cepal comunico que el 1% más adinerado del país se quedó con el 26,5% de la riqueza en 2017, mientras que el 50% de los hogares de menores ingresos accedió solo al 2,1% de la riqueza neta del país. Por otra parte, el sueldo mínimo en Chile es de $ 301.000 pesos (US$423) $ 25 mil pesos argentinos, mientras que, según el Instituto Nacional de Estadísticas de Chile, la mitad de los trabajadores en ese país recibe un sueldo igual o inferior a $ 400.000 pesos (US$562) al mes. $ 33 mil y fracción pesos argentinos.

Más aún si se considera que el transporte público en Chile es uno de los más caros en función al ingreso medio. Así lo determinó un reciente estudio de la Universidad Diego Portales, de un total de 56 países alrededor del mundo, Chile es el noveno más caro.

Así, hay familias de bajos recursos que pueden gastar casi un 30% de su sueldo en transportarse, mientras que dentro del nivel socioeconómico más rico, el porcentaje de gasto puede ser menos de un 2%.
Chile, es uno de los países más desiguales en el Mundo.

Hay puntos tratados en Chile en todas sus esferas, pero no resueltos:

1. El sistema de pensiones bajas, Sistemas de AFP.
2. Salud y desprotección, cuasi gratuita.
3. Transporte público: un problema sin resolverse, no de calidad y caro.
4. Privatización del agua.
5. Educación y la movilidad social.
6. Abusos y corrupción, DD.HH. Ley de Transparencia. Corrupción en la política en las fuerzas armadas y de orden y seguridad.

Los Grupos de este estallido social en Chile, se dividen en:

a) Grupo Terroristas, explosiones del metro (Subte) en forma terrorista con armamento militar que llevaban desestabilizar el orden social del país.
b) Grupos Anarquistas, anti sistémicos trata la revuelta social. Ideológico político claro en ambos casos.
c) Lumpen, personas desencantadas por el sistema, no tienen esperanza en su vida, saquean, vandalismo, etc.
d) Gente a pie común y corriente que experimentan un descontento económico político y social alto.
El orden al bien común y paz social se debe realzar en estos tiempos turbulentos en Latinoamérica, los grupos políticos en Chile deben pesar en el futuro y no en el pasado, la violencia entre los grupos de interés que esto acontezca y atenten al orden institucional que legítimamente y constitucionalmente se ha elegido debe ser la prioridad en estos días.

El rechazo al político de profesión y no al de vocación es latente en Chile. La desestabilización del país, es por ende el fracaso de la política y por lo tanto de los políticos, tanto oficialistas como opositores. La Constitución rígida y presidencialista de 1980, debe ser vista y tratada si es lo que necesitan actualmente en el país, por todos los sectores políticos, económicos y sociales elegidos democráticamente por el pueblo. No es bien visto, cambiar una Constitución todos los años, si lo amerita y los políticos acuerdan todos los partidos que es factible un cambio, debería ser así.

Logos en griego significa; reunir, acoger volver al diálogo con la razón y la verdad. Esto se hace con los cabildos (Juntas de Vecino) que hablan desde lo profundo de Chile lo que acontece lo importante que llegue a donde las personas que tienen el poder y así poder hacer cambios radicales. En Argentina, el Gral. Juan D. Perón, dijo: “El hombre está sobre los sistemas y las ideologías”. Chile le falta en toda su dimensión el Peronismo, en la tercera posición refrendada. Fermín Chávez, señalo: “La idea de que el hombre está sobre los sistemas constituye el núcleo antropológico y filosófico de la Tercera Posición. Se trata del hombre integral, rescatado de las filosofías naturalistas, sociobiologistas, economicistas y materialistas dialécticas que reconoce como raíz el pensamiento de la ilustración, por el cual la persona humana quedó parcialmente vaciada, por exclusión de componentes sustanciales: las creencias, la fe, las potencias no racionales, el sentido de lo sagrado. El justicialismo reconoce su centro de irradiación en un hombre recuperado en la totalidad de su ser. Y se proyecta de la interno a lo externo como Tercera Posición humanista y cristiana”.

En Chile, se debe volver al humanismo y a la tercera posición en toda su magnitud, para poder ver la génesis del asunto que es “el hombre a pie sea el beneficiado” y no unos pocos de elite como ha sido la tónica en Chile en estas últimas décadas. Realmente, Chile tiene un futuro esplendoroso, un país increíble, rico tanto poblacionalmente y culturalmente hablando. Así, y solo así, podrá haber paz y justicia social, con una clase política comprometida, una clase empresarial dando trabajo y siendo recompensada en su medida y los demás actores sociales, con un norte claro y en común, beneficiar primeramente al pueblo ante todo, se asentará la República y germinara la Democracia en su totalidad, quimera o realidad, se verá en este trazo, cuanto se camina en conjunto o no, hacia el bienestar y el futuro de Chile.

* Es importante aclarar que el el Lic. Prof. Fernando A. Ocampo Bravo nació en Chile y actualmente, reside en San Juan, Argentina.