San Juan-Arzobispado

El Niño Rey en el Penal de Chimbas

Una jornada de intensa emoción disfrutaron  hace algunos días internos del Instituto Penal de Chimbas al participar de manera activa en la escenificación del Pesebre Viviente en esa unidad carcelaria.

En unos de los patios del Penal, alrededor de 500 internos de distintos pabellones, se reunieron al llamado de la Pastoral Carcelaria Católica, para presenciar la puesta en escena del Nacimiento del Niño Dios en un clima de serena alegría y celebración.

Cabe señalar que los actores proceden del Sector 2 y algunos de sus familiares, quienes además confeccionaros sus trajes, armaron escenografía y realizaron ensayos por varios días. El evento, organizado por la Pastoral Carcelaria Católica, contó además con la ayuda solidaria de  la Legislatura de San Juan que aportó el sonido y las sillas, todo lo cual sirvió para darle al lugar un marco adecuado de fiesta y sana integración familiar.

Al menos por un día cambió la rutina del Penal de Chimbas, de alguna manera todos colaboraron y en medio de cánticos de alabanza y oración, más de quinientos internos,  autoridades y personal de seguridad vivieron en su corazón, la alegría por la llegada de Niño Jesús.

Es la primera vez  que en el Penal de Chimbas se realiza un Belén Viviente con la participación de internos provenientes de todos los pabellones, indicaron desde la Pastoral Carcelaria. En otras oportunidades las autoridades solo permitían realizar esta escenificación por sectores, mientras que ahora estuvieron representados todos los pabellones para un festejo en tono de  celebración.

La jornada de oración y encuentro con Jesús el Salvador finalizó dando gracias a Dios y bendición para todos a cargo del padre Eduardo Gutiérrez.