San Juan-Gobierno Provincial

Análisis del desafío de trabajar entre la pandemia y el futuro de la Salud Pública de San Juan

Compartir en tus redes

Hacer un balance de gestión desde el ámbito de la salud será, al menos, complicado si se tiene en cuenta la pandemia y sus consecuencias, contagiando y sesgando la vida de millones de personas. Pero hay otros aspectos a destacar del trabajo en épocas de coronavirus, con todas las complicaciones que este hecho traía consigo. Conductas sobre los cuidados de la salud, hábitos de vida, relación social, confinamiento y, aliado a todo lo anterior, inversión en equipamiento y aparatología.

Todas las acciones descriptas anteriormente son efectos de algo imprevisto como el COVID-19, que obligaron a tomar medidas para atemperar sus efectos.

San Juan no fue una provincia que se vio sorprendida por la pandemia y, contrariamente, adoptó medidas rápidas que permitieron mantener una óptima situación epidemiológica, llegando a ser la tercera provincia con mejor estatus sanitario del país. El Gobierno Provincial corrió la línea de alcances que imponía el DNU del Poder Ejecutivo Nacional (Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio) y decidió profundizar las acciones para blindar la frontera y límites de la provincia. Además del acceso restringido se determinó que todos aquellos que regresen desde el exterior debería someterse a un aislamiento obligatorio en los Hoteles y en Abril se incluyó a los que venían de otras provincias.

Si bien el 28 de marzo, el gobernador confirmó el primer caso de coronavirus en nuestra provincia, en los primeros 90 días de cuarentena, sólo se contaba con 7 casos confirmados: De los cuales 4 ya estaban recuperados, 2 asintomáticos cumpliendo su aislamiento y 1 internado con una evolución favorable.

La provincia se encontraba al mes de junio pasado, como uno de los tres estados del interior del país que mantenían el control de la Situación Epidemiológica y podían avanzar hacia la Fase 5 de la Cuarentena. Es decir, se abría una nueva etapa, con la apertura de actividades económicas, productivas, sociales, deportivas, entre otras.

Como medidas de prevención y para poder estar en óptimas condiciones ante un eventual avance de los casos, el ministerio de Salud Pública adquiría 20 respiradores y 6 ecógrafos recibidos desde Nación y 15 respiradores de Alemania.

A su vez, el ministerio de Salud Pública compró 17 respiradores y 137 monitores multiparamétricos.

La provincia invirtió unos 750 millones de pesos en salud, desde test, insumos y el refuerzo del personal que se concretó hasta por aparatología. Aun se cuenta con un stock de 38.000 test de antígenos y 60.000 Test rápidos.

Los Primeros y Segundos Mil Días

En paralelo, la situación obligaba también a pensar que los actos de salud no empezaban y terminaban en el Covid-19 y que también se debía dar continuidad a una política de Estado que era importante para seguir beneficiando a miles de sanjuaninos. Mis Primeros Mil Días, por ejemplo, fue una idea local que germinó en otras provincias y que, inclusive, fue tomada como programa nacional por parte del presidente Alberto Fernández. Esta idea, por decisión del Gobernador Sergio Uñac y de la ministra de Salud, Alejandra Venerando iba a seguir creciendo. Beneficiado por los resultados y experiencia de los primeros tres años, el programa de nutrición infantil avanzaría en la cobertura hasta los 4 años de vida, obligando a cambiar la denominación como “Mi Segundos Mil Días”.

En los primeros tres años el programa ha logrado, entre otras cosas, que el 70,12 % de los niños de 0 a 6 meses reciban lactancia exclusiva durante este primer periodo de vida, cubrir con la iniciativa a 18025 mujeres, entre embarazadas y puérperas, y un total 20569 de niños menores de 2 años. Además de llegar a los 157 Centros de Atención de Salud en toda la provincia y capacitar a más de 9246 agentes del equipo interdisciplinario e intersectorial en el marco de la iniciativa y 53 equipos formados en Preparación Integral para la Maternidad y Paternidad.

CEMEC, polo tecnológico y medicina nuclear

El Ministerio de Salud Pública, a través de la Fundación de Investigaciones Médicas, pretende incorporar a San Juan dentro de las provincias que desarrollan Medicina Nuclear, pudiendo ser una de las provincias pioneras en América Latina en materia genética o genómica. Una inversión en conocimientos, formación de recursos humanos y brindando prácticas que no se realizan en la provincia.

Dentro de este polo tecnológico, e impulsados también por las ideas surgidas en el Acuerdo San Juan, el propósito es fortalecer las áreas: de oncología, genética y las neurociencias. Incorporando tecnología de última generación, velando por los derechos de la salud.

Para llegar a este punto de llevar diagnósticos, tratamientos y recursos médicos que no se otorgan en la Provincia es que se armaron equipos técnicos de Oncología y Neurociencias.

En el primero se busca desarrollar el programa oncológico Provincial y en el segundo, el equipo ha desarrollado un programa de prevención y abordaje inmediato del stroke, como así también en el desarrollo de las cirugías de la epilepsia y parkinson y en el área de genética, un programa de Medicina Personalizada de Precisión.

Es importante destacar que para la puesta en marcha de un centro de Medicina Nuclear es condición necesaria tener profesionales habilitados por la ARN y San Juan ya los tiene. En estos momentos, se encuentra concluyendo con la formación de otros profesionales, para la obtención del certificado que emite la ARN.

Salud digital “online”

Los avances en salud no solo se llegaron a implementar en los centros sanitarios, con modernos aparatos que faciliten una prestación de primer nivel. También, la inversión sanitaria local ha pensado en adaptar los distintos servicios de salud a los nuevos dispositivos tecnológicos actuales. Así nacieron el “Sistema Andes”, una historia clínica digital que permite la identificación de pacientes en los tres niveles de atención y prestaciones recibidas en la parte pública.

En la App de Salud, están registrados los 174 centros de Atención Primaria, 14 hospitales de segundo nivel y los 2 hospitales de tercer nivel.

Además, como parte de la actualización y modernización que el ministerio de Salud pretende para los sanjuaninos, se han creado dispositivos como el Registro Único de Prestaciones, destinado al profesional para llenar con “nuevos datos” sobre la salud del paciente. El sistema para generarle turnos que contiene un sms con el día y la hora de la cita. A su vez, permite la derivación del paciente a otro profesional.

Finalmente, el administrativo accede a la historia clínica digital, a través del escáner del DNI, datos validado por el Registro Nacional de las Personas.

Este año 2020 ha impuesto un verdadero desafío para todo el sistema de salud, no solamente de la provincia, sino del mundo.

Al menos en San Juan el reto estuvo en poder responder a la urgencia pero planificando, pensando en el futuro. Más allá de haberlo logrado o no, todas las diligencias se hicieron. Se invirtió mucho, se capacitó e incorporó nuevo personal, y se intentó estar a la altura, aun en lo desconocido.

La pandemia impuso un escenario nuevo que exigía tomar medidas rápidas y corregir sobre la marcha. Ya, a días de terminar este 2020 inolvidable y nefasto, desde salud se entiende que todo el esfuerzo se hizo. Seguramente, luego y a la distancia se podrá dimensionar bien si se actuó con certeza. Pero hay seguridad en el equipo que todo el esfuerzo se hizo. Al fin y al cabo, no hay duda de que el esfuerzo total es una victoria completa.

 

Autoridades de Salud Pública del Gobierno de San Juan